Alcibar quiere mucho a Los Incas.

Redacción

Matías Alcibar tiene definido que este año sea el último de su carrera como futbolista. Quiere que sea jugando y cumpliendo el sueño de lograr algo importante con su equipo, Los Incas de Achiras.

El experimentado defensor, de 40 años, remarcó que, si la competencia no vuelve en agosto o septiembre, ve muy difícil que vuelva a jugar y que en ese caso será la pandemia la que lo retire.

Afincado desde hace más de siete años en Achiras, el jugador que nació futbolísticamente en Acción Juvenil de General Deheza hizo un balance de lo realizado por Los Incas en la primera fase del torneo de Primera B de la Liga Regional, habló de los objetivos y lo que es el club para él.

“El balance que hicimos en el club es positivo. Se logró clasificar, que era el objetivo que buscábamos, por ahí con buenas actuaciones y por ahí no tanto. Pero el equipo estaba en crecimiento”, comenzó diciendo.

“Esto se vive con mucha incertidumbre por saber qué va a pasar, si se va a poder llegar a terminar el campeonato. Pero es lo de menor importancia porque hay que tratar de que todo esté bien, que ahora haya la menor cantidad de internados, volver a la normalidad, que es lo que todos queremos, y que la gente esté bien. Uno por ahí dice: ‘Por qué siempre se para el deporte y no otras cosas’, pero es lo que nos tocó en estos dos años. De la mejora hay que pasar el momento y esperando que lleguemos a la normalidad y que se pueda comenzar a competir”, agregó.

Además contó: “Nosotros dejamos de entrenar. El único horario posible era a la noche y la circulación permitida era a hasta las 19 y entonces se complicaba armar grupos para ir los que podían. Ahora, otra vez parados y veremos cómo nos organizamos para ver si se puede empezar a entrenar. Hacerlo en grupos, más temprano y dependiendo del horario en el que se pueda circular”.

Cuando se le consultó cómo lo afectaba a él esta situación, teniendo en cuenta que está en el tramo final de su carrera, dijo:“Me quería retirar jugando. El año pasado lo aguanté, pero si no se llega a poder volver a jugar después que pase el invierno, es posible que ya no juegue. Tengo 40 años y, si bien físicamente estoy bastante bien, los dolores después de jugar me duran bastante”.

“Espero poder retirarme en una cancha y cumpliendo el sueño de lograr algo importante en Los Incas. Ascender sería un lindo cierre de carrera para mí. Si se llega a jugar como se dice a partir de agosto o septiembre, lo vamos a intentar, si no la pandemia me va a retirar. Estamos en la pelea. Sé que hay otros candidatos para pelear. Pero sería un sueño para nosotros cumplir algo que se viene buscando hace mucho. Estuvimos dos años muy cerca y por detalles no se nos dio. No sé si somos grandes candidatos, pero estamos para pelear. Si se llega a volver a jugar vamos a ir en busca de eso”, añadió.

Al definir lo que es Los Incas, resaltó:“Los Incas de Achiras es el pueblo. Te acompañan y te dan una mano todos, es algo lindo el club. Somos todos amigos, por ahí sumamos gente de Río Cuarto que se siente uno más de Achiras. Es pueblo, es pasión y es eso lo que contagia de querer lograr algo importante. Incluso algunos que tienen la posibilidad de irse se quedan, porque esto es una familia. Por eso queremos lograr algo importante y estamos en eso”.

“Hace más de siete años que estoy en Achiras y creo que de acá no me muevo más. Está toda la familia, mis hijos. Uno nunca sabe, pero ya no creo que me vuelva a mudar. El pueblo me gusta mucho, es muy tranquilo”, destacó.

Al recordar su trayectoria como jugador, contó: “Hice todas las inferiores en Acción Juvenil hasta llegar a Primera. Después me fui cuatro años a Vélez Sarsfield con edad de Quinta. Firmé mi primer contrato, pero después no me renovaron. Después de Vélez estuve nueve meses jugando en Francia, en un torneo parecido a lo eran los Argentinos A de acá”.

De Francia regresó a Acción Juvenil, en el que estuvo dos años. “De ahí me fui a Monte Buey y me llamaron de Atenas para el Argentino C. A Atenas fui como para hacer en el verano porque estaba estudiando Educación Física en Villa María. Los resultados acompañaron y los entrenamientos me empezaron a quitar tiempo y empecé a quedar libre en las materias. Ascendimos al Argentino B y me quedé cinco años. Fue algo muy lindo, hermoso, increíble lo que se logró. Me queda un gran recuerdo de Atenas, cuando se cumplen aniversarios de ese ascenso nos juntamos con varios de los que integramos el plantel y el recuerdo es maravilloso”.

Tras su partida de Atenas tuvo otro paso por Acción Juvenil. Jugó en Herlitzka en 2019, con el que se consagró campeón en el torneo de Primera B y logró ascenso.

“El ascenso con Herlitzka fue algo lindo. Fue un lindo grupo que armó Vlady (Vera) y con un equipo que intentaba jugar buen fútbol y casi siempre lo hacía. Había buena gente y buenos jugadores”, sintetizó.

Los Incas va a significar el final de su carrera deportiva, lo tiene decidido y quiere que sea en la cancha y, si es posible, cumpliendo el sueño de poner al equipo en la máxima categoría del fútbol regional.

JLDB.

Deja un comentario

Next Post

San Lorenzo "ataca" por Ortigosa.

El último sábado concíamos la noticia del interés fuerte y manifiesto de parte de San Lorenzo de Almagro de contar con Néstor Ortigosa para que el ídolo se retire en el club. Siendo el deseo del presidente en ejercicio, Horacio Arreceygor; de Mauro Cetto, quien es el nuevo mánager del […]

Te puede interesar