San Lorenzo «ataca» por Ortigosa.

Redacción

El último sábado concíamos la noticia del interés fuerte y manifiesto de parte de San Lorenzo de Almagro de contar con Néstor Ortigosa para que el ídolo se retire en el club. Siendo el deseo del presidente en ejercicio, Horacio Arreceygor; de Mauro Cetto, quien es el nuevo mánager del club, y de toda la feligresía sanlorencista, ávida de brindarle el cariño a uno de sus últimos referentes dentro de una cancha.

La sensación de inminente definción es lo que se percibe y que el próximo jueves sería la última vez de Ortigoza con la camiseta de Estudiantes.

Al margen de esa situación puntual, los dirigidos por Acuña saben que están atravesando un momento de excelencia en el campeonato, el mejor desde que el ciclo comenzó, con la certeza de ver que los resultados y el juego se están consiguiendo, además de ya ver a los puestos de arriba no como una utopía, sino más bien como una realidad alcanzable y eso realmente cuenta.

Estos días sin fútbol sirvieron para terminar de acomodar algunas cuestiones físicas de un plantel que no tuvo la pretemporada como el resto de los equipos de la categoría, que se armó muy sobre la hora del campeonato y que tenía un doble desafío. Por un lado, adaptarse lo más rapido posible a la idea de Acuña, con la posesión como eje, y dejar de lado las finales perdidas.

Todo ello tuvo su tiempo y hoy, tras cuatro meses de trabajo con el nuevo cuerpo técnico, ya se ha consumado. Además que los resultados brindaron esa confianza y ese estado anímico ganador de un equipo que se siente mentalmente muy fuerte y conocedor de que el techo está muy alto y eso es una muy buena noticia.

Tiempo de consolidación

Futbolísticamente, lo más valorable de este tiempo pasa por las consolidaciones en cada línea, esto lo hemos ya mencionado, pero es un punto importantísimo.

Lo de Olivera en el arco es sinónimo de seguridad en cada momento, lo propio con una zaga central que tiene argumentos de todo tipo con Pardo y Padilla. Dos laterales que, al margen de sus características diferentes, gozan de muchos puntos en común, como la vocación ofensiva, la conducta en la marca y una guapeza destacable a la hora de jugar.

El medio campo tiene una sociedas cuasiperfecta e impensada como es Romero y Bottino, los extremos salen de memoria con Hesar por izquierda y Cainelli por derecha. Lo propio con Talpone como mediapunta y Ferreira como centrodelantero.

Aspecto importante aquí en términos de recambio, la gran actuación, con golazo incluido, de Marcos Arturia en Mataderos ante Nueva Chicago, que podría generarle esa duda siempre bienvenida para un entrenador sobre quién poner en un lugar de la cancha producto de buenos rendimientos.

Claro está que esto no es taxativo, sino que el plantel es amplio y con un recambio interesante.

Enfrente, un equipo que tiene muchos puntos en común con Estudiantes; quizá no tanto desde lo futbolístico en sí, pero sí por el momento. Estados anímicos positivos, últimos partidos sumando y dejando de lado un comienzo que no fue el mejor. Almirante Brown así lo siente y también es conocedor del presente que vive.San Lorenzo «ataca» por Ortigosa.

Deja un comentario

Next Post

Ortigoza se despidió

El jugador cumplió este martes por la mañana su última práctica en el Predio Pablo Aimar, junto con el resto del plantel celeste. Allí se despidió de sus compañeros, del cuerpo técnico y de la dirigencia. «El club le desea el mayor de los éxitos en su carrera profesional y […]