Ni el tiro del final

8

La participación de Estudiantes en la presente temporada de la Primera Nacional finalizó de la peor manera. Por la fecha 34 de la zona A cayó como local ante Temperley, por 3 a 1, y terminó con 9 hombres en cancha.

A pocos minutos del comienzo del juego en el Candini ya se evidenciaron los problemas defensivos del Celeste. Y el Gasolero aprovechó cada yerro con precisión. Iban solo tres minutos cuando la visita atacó por primera vez y lo hizo con total efectividad. Díaz y Allione se asociaron perfecto en el centro del ataque y entraron tocando al área. Allí, el delantero quedó mano a mano con Olivera y definió perfecto, contra el palo derecho del arquero celeste, que nada pudo hacer.

A partir del gol tempranero, el partido fue de búsqueda constante para Estudiantes y la espera de Temperley, agazapado para aprovechar espacios y ampliar la ventaja.

La chance más clara para los dirigidos por Chepe Flores se dio a los 37 minutos. Montejano fue de derecha al centro y mandó el centro con su pierna izquierda. La pelota encontró la cabeza de Talpone, quien metió el frentazo. Pero la pelota fue directo a las manos de Crivelli, que la contuvo sin problemas.

La respuesta de Temperley fue demoledora. Sacó una contra perfecta con Pumpido habilitando a Villagra, dejándolo cara a cara con Olivera. El arquero del Celeste ganó el duelo, pero el rebote le quedó a Reinhart que, en vez de apurarse, se tomó un segundo más y definió perfecto, colocando su remate con la cara interna del botín derecho contra el palo izquierdo del arco. 0-2 y a los vestuarios.

La remontada que no fue

El segundo tiempo Estudiantes lo comenzó más adelantado. Flores mandó a la cancha a Javier Ferreira, y el delantero paraguayo demostró rápido. A los seis minutos cabeceó un centro de Romero para vencer a Crivelli y anotar el descuento.

Pero el festejo del León se apagó rápidamente. Apenas dos minutos posteriores al gol, Nahuel Cainelli llegó tarde, vio la segunda amarilla y la correspondiente tarjeta roja.

A pesar de la expulsión de Cainelli, el Celeste siguió buscando. Y el partido ganó en emoción. Talpone remató desde el punto del penal y la pelota rebotó en un hombre de Temperley. Toda la cancha reclamó que el balón había rebotado en la mano del visitante, pero el árbitro juzgó lo contrario. Y en la contra, Facundo Pumpido se perdió un gol abajo del arco de Brian Olivera, al enviarla por encima del travesaño.

Ese gol perdido por Pumpido fue casi tan impresionante como la chance que desperdició el Estudiantes a los 22 minutos del complemento. Arturia cayó en el área y esta vez sí, González cobró el penal. Ferreira se hizo cargo y su remate encontró las manos de Crivelli. Pero eso no fue lo más llamativo, sino lo que siguió después. El rebote le volvió a quedar al paraguayo que, con el arquero vencido, tiró la pelota un metro arriba del travesaño.

Y esa doble pifia selló el destino de la remontada celeste que no pudo ser.

Con uno menos en cancha, y el ánimo por el suelo, el partido fue ganando en tensión. Estudiantes seguía buscando pero dejaba muchos espacios en el fondo. Y Temperley presionaba cada vez más.

Flores volvió a mover el banco y envió a Olivera y Correa a la cancha para renovar el aire en el ataque. Los hinchas del Celeste vivieron esos últimos minutos al borde del asiento, soñando con el empate, pero temiendo que cada contra de Temperley pudiera convertirse en el tercer tanto.

Y finalmente pasó. Iban 43 minutos cuando Reinhart desbordó por derecha y mandó un centro preciso para que el ingresado Callejo liquidara el partido.

Y por si fuese poco, ya sobre el final del tiempo adicionado, Brian Olivera vio la roja por agredir sin pelota a Díaz. Después de los empujones que siguieron a la expulsión del arquero celeste, Franco Pardo terminó cubriendo los palos. Pero incluso después del pitazo final, Olivera volvió desencajado a la cancha a buscar al autor del primer gol. Tuvieron que intervenir sus compañeros y la Policía para conseguir frenar al arquero.

Con esta derrota, Estudiantes quedará entre los puestos de abajo de la tabla de la Zona A. Apenas 5 triunfos, 19 empates y 8 derrotas fueron la cosecha del León en esta campaña.

Síntesis

  • Estudiantes (1): Brian Olivera, Gonzalo Maffini, Franco Pardo, Maximiliano Padilla y Nicolás Ihiz (Lautaro Formica); Nahuel Cainelli, Gastón Bottino (Francisco Romero), Matías Morales (Correa Cavigliasso) y Matías Montejano (Javier Ferreira); Nicolás Talpone y Marcos Arturia (Marcelo Olivera). DT: Seferino Flores.
  • Temperley (3): Federico Crivelli; Agustín Sosa, Ezequiel Rodríguez, Gastón Bojanich y Pedro Souto; Tobías Reinhart, Gaspar Vega (Lucas Pittirari), Agustín Allione (Elías Contreras) y Franco Díaz; Agustín Campana (Claudio Villagra) y Facundo Pumpido (Facundo Callejo). DT: Fernando Ruiz.
  • Goles: 2′ PT (Díaz – T); 39′ PT (Rehinart – T); 6′ ST (Ferreira – E); y 43′ ST (Callejo – T).
  • Expulsiones: 8′ ST (Cainelli – E); y 50′ ST (Olivera – E).
  • Árbitro: Mariano González.
  • Estadio: Antonio Candini – Ciudad de Río Cuarto.
Artículo anteriorMunicipal de Adelia, puntero temporario
Artículo siguienteMarques y Provens, presentes en el Gálvez