Jueves 19 Julio 2018

El cordobés González Ferioli ganó la etapa en cuadriciclos y Villagra entre los camiones. El salteño Benavides saltó a la punta en la general de motos.

El frío y la lluvia fueron testigos en la altura de La Paz del cierre de la sexta etapa del Rally Dakar que hoy unió Perú con Bolivia. LLEGARON Y SIGUEN BIEN CAVIGLIASSO Y URQUÍA

 

La mejor noticia para los pilotos cordobeses fueron los triunfos de Jeremías González Ferioli en la categoría cuadriciclos y Federico Villagra en camiones.

Incluso en “quads” el escolta hoy fue otro cordobés: Pablo Copetti, el piloto que vive en Neuquén, hizo un muy buen tiempo y se mantiene tercero.

La cima en la general por ahora sigue en manos del chileno Ignacio Casale, que gana la carrera con cierta comodidad.El presidente de Bolivia, Evo Morales, presente en la competencia.

En autos la etapa la ganó el español Carlos Sainz, mientras que la general sigue siendo comandada por Sthepane Peterhansel, el más laureado de todos los tiempos en el Dakar.

El argentino Orlando Terranova sufrió los efectos de la altura y debió abandonar.

En motos hubo una gran noticia para el argentino Kevin Benavides. El salteño fue segundo en la etapa y pasó a comandar la general por primera vez en la historia.

Por último, esta noche se confirmó el triunfo para Federico Villagra con su camión Iveco en La Paz. “El Coyote” sigue segundo en la general y descontando diferencias con el líder Eduard Nikolaev.

LLEGARON Y SIGUEN CAVIGLIASSO Y URQUÍA

El Dakar 2018 Perú-Bolivia-Argentina ingresó en Bolivia con la sexta etapa de la carrera, uniendo Arequipa con La Paz. Del calor insoportable y la arena blanda de las dunas peruanas, los competidores pasaron a los caminos de tierra con lluvia, mucho frío e incluso en algún tramo del último especial con nieve. Tan fuerte fue el cambio climático que la dirección de la carrera decidió sobre las últimas horas del miércoles un cambio en el recorrido de motos y cuatriciclos: anular el primer sector de la especial selectiva y sólo correr el último tramo.

En Cuatriciclos, Nicolás Cavigliasso (Yamaha 450 Nº 249) le tocó abrir camino en la divisional y eso le costó mucho en una etapa que no era la mejor para las características de su medio mecánico, es decir, caminos rápidos donde la menor potencia de su motor dio ventajas sobre el rendimiento de los 700 cc. del Raptor. Finalizó en la 13ª posición en la etapa y cedió 11m.03s. con respecto a Jeremías González Ferioli (Yamaha Raptor 700 Nº 246), ganador del día.

En la Clasificación General, luego de seis instancias, el piloto de General Cabrera está sexto a 1h.17m.18s. de Ignacio Casale (Yamaha Raptor 700 Nº 241). Es tan cerrada la lucha en la categoría, que entre Pablo Copetto (Yamaha Raptor 700 Nº 242), tercero en los tiempos y Nicolás Cavigliasso hay sólo 20 minutos de diferencia.

Finalizada la etapa, Nicolás expresó: “Fue una etapa muy dura, con un enlace muy largo que tuvo mucho frío, mucho barro en el especial y se hizo muy difícil el transitar. Mi cuatriciclo tiene menos velocidad final que los que me precedieron y al ser caminos tipo rally era lógico que me iban a ganar.

Además, tuve un problema con una falla que me hizo andar más despacio unos kilómetros hasta que lo pude solucionar. Ahora a descansar para aprovechar el día de descanso y revisar todo el cuatriciclo para encarar la segunda parte de la carrera.”
 

En motos, Sebastián Urquía (KTM Nº 113), luego de sufrir una penalización de ocho horas por el corte de la parte final de la quinta etapa, cayó al 95º puesto en la Clasificación General y en la sexta etapa cumplió el recorrido en el 107º lugar, a 1h.31m.10s. del ganador del día, Antoine Meo (KTM Nº 19). En la suma general, el representante de General Deheza está en la 94º ubicación, a 20h.28s.12s., incluida la penalización.

En el bivouac de La Paz, Sebastián comentó: “Fue una etapa muy difícil, un enlace muy largo en el que tuvimos frío, lluvia, incluso nieve cuando estuvimos a 4.000 metros de altura. Se complicó hasta para respirar. Largué y en el primer waipoint avancé mucho y lo marqué muy bien, luego perdí mucho tiempo entre el 1 y el 2. Luego me pude mantener en el ritmo y terminar sin problemas. Ahora a descansar para poder reponerme bien en el día de descanso y encarar la segunda parte de la carrera y siempre con la vista puesta en llegar a Córdoba”.


La actividad de hoy


El séptimo día del Dakar 2018 Perú-Bolivia-Argentina será el esperado día de descanso. Es el momento de la gran reparación para el medio mecánico, pero fundamentalmente para la recuperación física. Es el día que se aprovecha para distenderse, descansar y planificar la próxima jornada que será la primera parte de una etapa Maratón, para todos los competidores, entre La Paz-Uyuni-Tupiza.

Carlos Mario Figueroa